LIBÉRATE DE TUS DEUDAS

VUELVE A VIVIR

Esta  Ley  nos da la posibilidad  en ciertos casos de exonerar al cliente de todas sus deudas (excepto hacienda, seguridad social y los pagos por alimentos a los hijos) para que pueda empezar de cero, y en otros, de llegar a acuerdos de quitas y esperas de hasta cinco años con sus acreedores.

CONSULTA GRATUITA

     

    LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

    Si  habiendo sido empresario, o sin serlo le ha ido mal y  ha entrado en una situación que le lleva a no poder pagar sus deudas,  podemos utilizar la Ley de Segunda oportunidad.

    Es, en resumen lo que la gente conocía como un concurso de acreedores en una empresa, aplicado a particulares. Pagará con todo su patrimonio hasta donde se pueda pagar, y podrá empezar de cero.

    La Ley de Segunda Oportunidad está diseñada, sobre todo, para ciudadanos particulares y para profesionales por cuenta propia (autónomos). Esto supone una clara novedad, ya que, hasta ahora, sólo las empresas contaban con un vehículo legal claro para pedir la exoneración de sus deudas. Esta Ley incluye a particulares y autónomos que hayan fracasado en su aventura empresarial, que hasta ahora debían afrontar sus deudas con su patrimonio presente y futuro.

    ¿Cómo actuar?

    En primer lugar, el deudor deberá intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial con sus acreedores. En este proceso, que será tutelado por un juez, el deudor podrá liquidar sus bienes para abonar las deudas que pueda pagar, o pactar un calendario de pagos para hacer frente a dichas deudas.

    La Ley establece varios requisitos para poder acogernos, y en  Somos Robinjud estudiaremos los mismos por si el cliente puede acogerse explicándole  los pros y los contras.

    En el caso de optar por esta solución nuestros honorarios se pactan y se establece un plan de pagos adaptado a la situación actual  del cliente

    Solicita el asesoramiento de un especialista en la Ley de Segunda Oportunidad

    Abrir chat