¡Ojo si tienes una Tarjeta Revolving Wizink! Están enviando SMS intimidatorios a clientes para eludir las demandas

¿Tienes una Tarjeta Wizink? Desde Somos RobinJud te aconsejamos que tengas mucho cuidado con este tipo de tarjetas revolving si no quieres terminar pagando intereses desorbitados. Después de que durante 2021 se hayan disparado las reclamaciones contra Wizink, la entidad ha pasado a la acción con malas prácticas para evitar asumir sus responsabilidades.

De hecho, Wizink, que por cierto se ha convertido ya en el banco al que más se le reclama por parte de los usuarios vía judicial en España, está comenzando a enviar mensajes que rozan la intimidación a muchos de sus clientes. Actualmente, y según se informa desde algunos medios de comunicación económicos y jurídicos a nivel nacional, a los clientes que quieren reclamar a Wizink sus intereses abusivos se les está enviando un sms al teléfono móvil explicándoles que, si el cliente no ganase en sede judicial, deberían abonar toda la deuda pendiente (y sin posibilidad de aplazamiento). De esta forma, consiguen que muchos clientes rechacen ir al juzgado y acepten las nuevas condiciones que Wizink ofrece.

Estas prácticas, muy parecidas a las que realizan las compañías telefónicas, ya han sido condenadas por la Justicia en otras muchas ocasiones en nuestro país. Desde Somos RobinJud, queremos animaros a que no os echéis hacia atrás y llevéis el caso hasta el final. En cualquiera de las oficinas que tenemos en España podemos ayudaros a recuperar los intereses que os han cobrado de más en vuestra Tarjeta Revolving de Wizink.

Éste es uno de los últimos casos de éxito que hemos tenido contra Wizink, de la mano de nuestros compañeros de Somos RobinJud Elche. Nuestro equipo consiguió que se le devolviera al cliente un total de 8.293,75€ por la cancelación de su contrato y devolución de todos los intereses abusivos que se habían cobrado de más con la tarjeta. En Somos RobinJud somos especialistas en ayudar a clientes a recuperar el dinero que le han cobrado de más. Recuerda que la banca no siempre gana… ¡tú sí! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.